Orientar es para siempre.

La vocación no es para siempre, la orientación debe serlo.orientar es para siempre

La vocación se descubre y forma a lo largo de nuestra vida, por lo que no hay un momento ni edad ideal para esta toma de decisión.

La vocación es una inclinación o tendencia hacia algo que nos gusta y apasiona. El término proviene del latín “vocatio”, es decir, llamada. Por tanto podemos decir que es “la voz que debe guíar nuestro futuro”.

La vocación es una “llamada”.

Podemos nacer con muchas vocaciones y, como en una poda, irlas perfilando. Hay muchas cosas que pueden condicionar nuestra vocación: los oficios de nuestra zona, la tradición familiar, una persona o modelo que admiramos mucho, la influencia de nuestros amigos, las modas y tendencias culturales, las presiones económicas y sociales, los modelos de éxito y fracaso,…

Pero, en definitiva, la vocación es algo que surge de nosotros mismos. Es algo que vamos descubriendo y formando durante toda nuestra vida. No es una meta, sino un horizonte que a medida que nos acercamos va mostrando nuevas experiencias, preguntas, caminos y desafíos. Es un proceso permanente y continuo que tiene que ver con la búsqueda de encontrar un sentido a nuestra vida y que nos permite reinventarnos.

La vocación no es para siempre, la orientación debe serlo.

Al igual que el resto de las cosas, nuestra vocación va cambiando. Nacemos con unos gustos y talentos potenciales que vamos descubriendo, trabajando, mejorando, desplegando y perfilando. Nos interesa algo y lo probamos, buscamos y exploramos nuevos campos y experiencias, nos formamos y especializamos en algo, nos equivocamos y cambiamos,… En realidad uno se va haciendo con las oportunidades, vivencias y experiencias de la vida.

No hay una edad para encontrar una vocación, ni un momento ideal para tomar decisiones.

Sin embargo, pedimos a nuestros adolescentes que proyecten su futuro profesional y laboral. De ahí que necesiten durante esta etapa un completo proceso de asesoramiento, guía, ayuda y orientación. Las opciones son muchas. Es importante orientarse para poder decidir mejor. Cualquier proceso de búsqueda requiere esfuerzo y todo el apoyo que los adultos podamos dar.

Por ello, la etapa de la ESO y Bachillerato es un momento importante, pero la orientación como ayuda para la toma de decisión también es fundamental en toda la primaria donde se empiezan a perfilar los primeros talentos e intereses (sin llegar a ser verdaderas vocaciones), en la nueva FP Básica a la que incomprensiblemente se le ha suprimido una formación en orientación laboral con respecto a los antiguos PCPI, en los Ciclos Medios y Superiores tan cercanos al mundo del trabajo, en los centros de adultos para reorientar la formación y vocación laboral, la Universidad, centros de desarrollo y empleo,…

.

.

.

.

Anuncios

Si eres alumno del IES puedes dejar tu nombre y apellido, curso y grupo, y pregunta o duda aquí.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: